Rubén Díaz. Viñadores de Gredos.
DOP CEBREROS

IGP V.T.DE CASTILLA Y LEON
La Bodega.

Soy un viticultor natural de Cebreros y la dedicación al mundo del vino me llegó a medias por casualidad y por curiosidad. Allá por el año 1999 intentaron comprar derechos de plantación de unas viñas familiares y en ese momento decidí investigar qué era eso, acompañé a mi padre al campo, donde me explicó detalle a detalle cómo era todo eso de la viticultura.

Cierto es que mi familia había tenido viñedos de generación en generación y de pequeño había ido alguna vez a vendimiar, pero fue en ese momento cuando comenzó una vocación que se transformaría en una forma de vida.

Empecé a aprender de otros profesionales que llegaron a Cebreros, intercambiamos incluso uvas por aprendizaje, leí libros, analicé los diferentes suelos que conforman el viñedo de la zona, me apasioné por la garnacha y empecé a investigar que se podía mejorar.

Me sitúo en un sector artesanal, alejado de las grandes producciones y la tecnología.

Mi apuesta personal son las micro vinificaciones de pequeñas parcelas donde se puede encontrar la esencia de cada tipo de suelo. El trabajo en bodega se hace casi como se hacía antes y se sigue el proceso de hace cien años, aunque ahora sabemos lo que no se debe hacer. Se interviene lo mínimo posible en bodega. Mi única obsesión es la de trasladar a la copa de vino el laborioso cuidado de las viñas, sometido cada año a las inclemencias del tiempo, para que puedas saber quién ha hecho el vino que te estás bebiendo, donde se ha hecho y en qué año. No utilizo ningún pesticida ni productos sistémicos, y en algunas parcelas, recurro al «tirado animal», respetando el medio ambiente, intentando integrarme y dejando parte de lo que hay en la tierra que puede aportar complejidad a los sabores y aromas de los vinos.

Nuestros vinos de variedades blancas se realizan con la ayuda indispensable de ciertos viticultores de la zona de Cebreros, y todos en suelos de arena granítica. La Sauvignon Blanc es de una plantación en vaso de más de 30 años de edad de una finca de un total de 18 Ha. Sin embargo, la Albillo Real proviene de varias fincas del Valle del Alberche, con un total de 2,5 Ha y una edad por encima de los 80 años.

Daniel Ramos dispone de bodega desde junio de 2013 en la población de El Tiemblo, instalados en la antigua cooperativa de productores de vino del pueblo nos permite realizar unas elaboraciones que respetan al máximo los distintos terruños de los que provienen sus garnachas y albillo real. Sus vinos están elaborados en pequeños depósitos, entremezclando técnicas antiguas y modernas. Daniel Ramos, con el fin de respetar al máximo la pureza de sus vinos, no los filtra. Daniel Ramos tiene en la actualidad dos marcas en el mercado: Zerberos Finca y Κπ. Zerberos Finca busca la profundidad del terruño, y Κπ la excelencia de las elaboraciones tradicionales recuperando vinos perdidos y adaptándolos a los gustos de hoy en día.
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies